Por qué has de atreverte a ser tú

Hoy te quiero contar por qué has de atreverte a ser tú.

Te cuento el proceso que seguimos: nacemos en una familia, bajo unas normas, unas creencias sentidas y vividas de tus padres, de tu barrio, de tu cultura, del país en el cuál habitas. En tu hogar observas unos valores de vida, unas normas, unas acciones que forman la costumbre de vida en ese día a día.

Cuando tienes poca edad las asumes porque es la manera que encuentras para sentirte atendido, querido, amado, visible, correspondido. Conforme vas creciendo, vas abriéndote al mundo a través de relaciones, viajes, experiencias, descubres que existen otro tipo de costumbres, paradigmas, valores y reglas distintas a las tuyas, a las que adquiriste y es posible que ésta nueva visión haga tambalearlas.

Aquí es donde comienza el gran reto de empezar a cuestionarse si la imagen que de ti que tienes ahora, con todas estas creencias, normas, formas de vida, resuenan contigo, las sientes tuyas, propias de tu verdadera esencia. Si vibras con ellas, si en tu día a día, a través de regir tu vida a través de ellas te permiten crecer, avanzar hacia donde sueñas ir; si te facilitan la expansión de tu ser; si te ayudan a sonreir.

¿Te sientes  un ser coherente contigo actuando como actúas? 

Atreverse a ser tal y como uno es, a mostrarse es un gran paso de amor propio, seguridad, claridad y auto conocimiento de uno mismo.

Mostrar tus características propias, tus particulares pensamientos, tus subjetivas maneras de actuar sin esperar agradar, sin esperar amor, sin esperar atención, simplemente hacer quien eres requiere de una gran auto conocimiento y de una gran muestra de valor honrando tu amor propio.

¿De qué has estado huyendo siempre en tu vida?

🤔(menuda pregunta con miga y miga para sacar). Aquí, puedes dejar de leer, cerrar los ojos y repasar mentalmente los momentos de tu vida en los cuáles más complicaciones te han traído; en cuáles más dolor de cabeza te han generado; en cuáles con qué dificultad  te ha supuesto avanzar hacia algo que necesitabas.

Yo os cuento la mía, o una de las mías porque si indago más saldrán más 😂🤦‍♀️🙆‍♀️.Y es está, la de mostrarme tal cuál ahora soy. Sin segundas intenciones, sin miedos, sin dudas, fidelizandome a mí, obviamente sin dañar al otro pero ya no cediendo para el bien del otro menospreciando el mío.

¿Cómo llegas a trascender la identidad que crees ser?

Cuando te das cuenta que, tras actuar de una manera determinada, te queda una sensación de rareza, de enfado contigo. Y te preguntas el por qué actúas así; ¿ en  qué pensamiento se apoya este actuar?;  ¿de dónde procede este pensamiento?; ¿Es mío o heredado? La medida siempre está en si ese pensamiento te crea paz o te estresa.

Si este actuar te hace sentir mal contigo, no te aporta paz, esa sensación de haber hecho lo correcto contigo, no sólo con el otro (ese “quedar bien” que sabemos hacer tan bien), indágalo. Aquí nace el trabajo tan esclarecedor que desde el coaching trabajamos una vez llegamos a esa específica  creencia que está detrás de tus acciones. Y elegir otra distinta que vaya en consonancia con lo que  aquí y  ahora, en tu presente, alineado con quien hoy  necesitas para que apoye a  tu persona.

Ley de la vibración: todo está en movimiento

Tú identidad también y para permitir salir tu verdadero Yo debes viajar acompañado de creencias que alienten tu ser e ir descodificando las que hasta ahora han estado instaladas en tu mente de un modo  subconsciente y utilizas en automático.

De aquí el recurso de la meditación. Meditar es auto observarse, conocerse a sí mismo, auto cultivarse. A través de pasar un tiempo contigo en quietud, haces conscientes tus movimientos inconscientes y, desde aquí podrás:  primero darte cuenta de ellos;  segundo  discernir si ahora te empoderan o te limitan y tercero soltarlos y elegir seguir otros pensamientos que expandan quien eres hoy.

Repito mucho lo de hoy, aquí y ahora, porque hoy eres quien hoy eres, ya no el que fuiste ayer.  Estamos en continuo movimiento. Ayer fuiste uno y estas creencias te sirvieron para ser y hacer quien fuiste. Agradécelas y suéltalas  cuando ya no te den paz en tu camino presente. RESPIRA.

(Puedes aquietarte ahora unos minutos que son los que duran  ESTE MANTRA  y observa hacia donde te lleva y, me gustaría que lo compartieras conmigo.

Es una acto de amor aparte de aceptación y sabiduría el honrar nuestra esencia y  mostrar ese cambio interno que sufres reflejado quizás en un lucha entre tu interior y tu vida exterior.  Atravesada ese camino sentido como lucha, decides e integras tu nueva elección la cuál, insisto, ha de darte serenidad a ti. RESPIRA.

Es un acto de sentido común y de rendición a la vida el confrontar  cualquier creencia que ya no te sirve  y dejar de prestarle fidelidad en automático. SONRÍE 🙂

Antes que mujeres, hombres, madres, esposas, amantes, hijas eres humano. ABRÁZATE.

¿Qué ventajas obtienes actuando desde quién no eres?  Si indagas te darás cuenta que muchas: amor, conexión, comodidad, importancias, fama, facilidades,  costumbres …

¿Qué inconvenientes tienes actuando desde quién no eres? Irritabilidad, intranquilidad, enfado contigo, relaciones pobres en sentido que  asfixian tu ser, trabajos equivocados donde no expresas tus dones,  ansiedad, miedo a reacciones como cuando aquél día en que te “dió un aire” 😉 y alguien se apoderó de ti y te atreviste a ser tu expresando lo que de verdad querías decir, hacer y ser.

Este alguien que hace atisbos de presencia, normalmente cuando ya no puedes  más sostener  el ser que no eres, ese es tu verdadero yo. Y es fácil ver las señales o consecuencias en tu entorno externo porque te dirán algo como:

. ¿Que te pasa?
. ¿Estás bien?
. ¿Estás muy rara?


Y tú, por dentro estarás con el alma en fiesta conectada y caminando tu esencia POR FIN. RESPIRA , RESPIRA Y RESPIRA.


😱Culpa! Un poquillo asoma la culpa, esa bicha mental que aparece para retenerte y que te cuestiona y te lía para que actúes como hasta ahora, presa de condicionamientos aprendidos, de normas autoimpuestas, presa de auto responsabilizarse de la vida de todos los que te rodean.  CEDE, cédete tu espacio y cédeselo a los demás.

Pregúntate:

 

🤔¿Es bueno ser quien no soy para agradar a otro?

🤔 ¿Estoy aquí para hacer feliz al otro sin serlo yo? 

🤔¿Qué parte de mi, que no soy, esta amando el otro? 

🤔¿Estaré yo también a amando a quién no es?

🤔¿Qué o quién me impide mostrarme como ahora pienso y siento?

🤔¿Qué temo que voy  a perder? y

🤔 ¿Qué voy a ganar? 

Renovando tu manera de pensar estás honrando tu proceso de vida el cuál te presente experiencias para que expreses tu verdadero ser.  No temas perder por soltar ideas, costumbres, personas, materia. Todo lo contrario, afrontalo como un reto y  dale  la bienvenida a  estas sensaciones nuevas, a estas  ideas distintas que te ofrecen la posibilidad de experimentarte completo, conetado con quien eres  y por qué has de atreverte a ser tú. 

El cómo el otro encaja tus cambios es su asunto, su trabajo, su responsabilidad,  no tuya. No seas ansia y quieras controlar el mundo tú. Permíteles a los demás crecer también 👣👣🦋🦋 .

Olvidamos a menudo que somos maestros  para los demás con  nuestro ejemplo, nuestras elecciones y nuestros comportamientos, a la vez que otros fueron para nosotros también nuestros maestros.

 

Mostrarte es amarte. Elegirte es honrarte.

Añadir comentario