Para ti que has elegido pasar la Noche Vieja sola o solo

Te escribo estas palabras para ti que has decidido pasar sola la Navidad o la Noche Vieja de hoy.
Quiero que sepas que estoy contigo, no físicamente a tu lado pero sí contigo de pensamiento y alma.
Quiero que sepas que si tu momento era la duda entre ti y él o ella  sabiendo que ya no es, te felicito y te admiro por haberte elegido a ti.  Aún pudiendo haber dolor, y comenzar soltando ya el sufrimiento que suponía pasarla distinto, en otro sitio quizás más apetecible, con esa persona tan especial para ti a la que probablemente sigas amando.
Quiero que sepas que sé de esa lucha interna entre optar por nuestro amor o por el amor hacia otro siendo dañino para nosotros.
De esa parte dentro de ti que sí quiere y esta otra que sabe que no debe.
De optar por pasarla bien un rato: placeres terrenales comidas, lugares, viajes, sexo, placer o pasarla mal un ratito corto de profundo dolor tras su consiguiente  calma que solo tu  alma  puede darte.
Sé todo lo que estás sintiendo; sé por qué has decidido serte fiel ya de una vez,  en lugar de perderte en las necesidades con él o ella.
Sé cómo has vencido a tu mente:

-Vé, no pasa nada por un día, un momento,

y tu otra parte te dirá:

-¿para qué? si detrás de eso después viene el vacío de algo que no se sostiene.

Te comprendo perfectamente porque también estuve ahí.
Te felicito por dejar de ser tóxica para ti.
Gracias por escuchar tu ser; él sabe donde está tu paz, tu felicidad, tu camino, tu saber, tu plenitud.
Quiero decirte que eres muy valiente por quedarte contigo, a tu lado, sola.

¡Bendita SOLEDAD!
Muchos la nombran tan mal!; pobre palabra, pobre significado, pobre emociones que se generan desde el miedo, desde el desconocimiento.

Soledad es estar contigo.
Tu eres amor.
Soledad es sentir tu amor
¡Qué mejor estado que sentir tu amor!

¿Lo conoces? ¿Te conoces?

Ya sabes si vives en esta parte de la sociedad donde estar solo está raro visto, se piensan que te pasa algo. A veces casi lo tratan como si de un enfermo te trataras. Se convierte en una gran azaña el confesar que pasarás esta Noche Vieja sola porque así lo has decidido.
Se empeñan desde su amor, o su sentirse bien con ellos el que te vayas a cualquier plan con tal de que no pases la noche en compañía de ese horrendo ser que es la soledad.
Aquí te comprendo si en lugar de ser asertiva y decir:
– “elijo estar hoy sola gracias, estoy bien”.
te inventas una mentira como :
– Te lo agradezco pero he quedado con tal o cual.

Pocas personas te comprenden y te expresan su normalidad.
Lo que es importante es que tú sepas por qué pasas esta noche y otras venideras sola.

¿Para qué la pasas sola ? ¿Para qué te elijes a ti en lugar de a él o ella?

Te contestaré que yo elijo pasarla conmigo  desde mi honestidad rendida a mis valores personales; por mi fidelidad hacia mí; porque me lo paso muy bien conmigo; porque aquí conecto con mi ser, con todos, con el amor, con la paz, con la calma, con la energía.
Estar cerca de mí me aporta confianza, estima,  fuerza, valor, coraje, orgullo, verdad, claridad, poder.
Yo elijo estar al 100% conmigo y no sentirme fuera de mí por estar con él, con otros.
Hoy te quiero mostrar todo mi respeto y amor hacia ti, mi compañía, mi admiración.
Estas palabras son escritas únicamente para ti, para tu ser profundo,  ese que es consciente que se elige con dolor porque ya no tolera vagar en lo superficial, provocándole después sufrimiento, culpa, rabia por su propia deshonestidad.

Enhorabuena por el aprendizaje que te deja este camino atravesado.
Sentir este dolor sana tu alma, sana tu ser.
Ahora decides desde tu amor propio con quién estar, quién es bueno para ti, dejando atrás lo que era bueno para el otro dañándote tú.
Ya no sientes culpa por amarte a ti primero. Ahora estás en comunión contigo.
Suena absurdo amar más a otro que a uno mismo ¿Cierto?. Así ha sido por un tiempo.

No nos educaron a algunos a integrar este principio de “Ama al prójimo como a ti mismo”. Nuestros educadores también tenían esta programación de no amarse.
Por esto aparecen personas que “nos hacen daño” conviritiéndose en maestros para nuestro camino. Nos hacen tomar consciencia de qué carecemos, qué parte de nosotros no honramos, qué herida debemos sanar.
Gracias , gracias, gracias a todos ellos que tanta tormenta provocaron para atravesar nuestras sombras, nuestras heridas, nuestras partes dormidas y les dieron luz.
Felicítate por vivir esta guerra para llegar a ti. Has ganado . Has llegado a casa, a un estado de dicha.
Si estamos solas ahora es por elección propia. Estarás unida de alma a ti, y podrás unirte de alma a otros, o así es como lo siento yo.

¿Lo sientes así ?

Y si tu caso es que te han dejado, da las gracias a quién se aleja de ti porque no mereces un ser que no quiera estar a tu lado. Que se aleje de ti es el mejor de los regalos.
No entres en comparación con otros que ves felices, no te dejes engañar por las apariencias, por tus presuposiciones . Pon todo en su justa medida y en su sitio y ten la cordura de saberte grande por elegir tu conexión contigo, con tu verdad, con la fuente con todos.

Quizás te invada el llanto proveniente de nuestra necesidad de drama, nostalgia de lo que fué, de lo que pudo ser; quizás te lances a cantar y bailar y reir; quizás llores de felicidad al conectar con esa comunión contigo; lo más seguro es que osciles entre todas esta gama de emociones. Dales la bienvenida permitiéndote abrazarlas desde tu amor.

Quiero que sepas que eres valiente, eres especial, eres amor, eres valiosa, eres fuerte, eres paz, eres luz, eres verdad, eres tu mejor compañía.

“La capacidad de estar solo es la capacidad de amar.; sólo aquellas personas que son capaces de estar solas son capaces de amar” Osho

Sólo amándote así amarás mejor.
Sólo estando contigo sabrás estar en compañía.
Solo respetándote así respetarás al otro.
Sólo desde tu comprensión hacia ti acogerás al prójimo.
Felicidades por llegar a tu ser, una vez te encuentras con tu alma es más difícil que te alejes de ella.

Si estás hoy en este paraje del camino lo que te depara el futuro es amor elegido desde el lujo de compartir y no desde la necesidad vacía.
Todo lo anterior ha sido para aprender quién eres, cómo eres y qué quieres.
Siento tu amor igual que siento el mío.

¿Te ha visitado ya la magia? Cuando sueltas lo que ya no es aparecen mensajes, destellos de luz, compañías que no son las que te apetecen quizás en ese momento pero sí las que necesitas ahora en tu camino. Agradece y ábrete a todo lo que a ti llega con amor.

Te deseo una FELIZ NOCHE en soledad, contigo, conmigo , con todos.
Encontrar lo que buscas es solo cuestión de tiempo; es honrar lo que eres; respetar tu cuerpo, amarlo, limpiarlo, sanarlo, ejercitarlo y hacer todo lo que te haga sentir bien.

Tú eres una manifestación de Dios. Ahora eres libre.

Te deseo una FELIZ NOCHE en soledad, contigo, conmigo , con todos.

¿Quieres recibir GRATIS tu cuaderno de ejercicios de coaching?

Suscríbete y recibe en tu correo el cuaderno para tomar decisiones desde tu coherencia conectada con tu esencia.

Añadir comentario