Como sobrevivir mentalmente al coronavirus

¿Cómo relacionarnos con el coronavirus?

Todo situación comienza con una historia: resulta que estabamos tranquilos en nuestro mundo, con nuestros hábitos diarios, trabajos, ocio, rutinas hasta que entró en nuestro espacio un invitado no esperado.

Entró en nuestras casas y sobre todo en nuestras mentes causándonos un desasosiego, miedo e incomodidad por desconocer sus intenciones personales para con cada uno de nosotros.

Como buenos hospedadores, le acogemos desde un estado de alerta porque sabemos de sus mortales intenciones para con algunos.

Me surge compartirte mi opinión personal sobre como sobrevivir mentalmente al coronavirus. 

 

¿Qué es el coronavirus? 

Los coronavirus son una familia de virus que se descubrió en la década de los 60 pero cuyo origen es todavía desconocido. Sus diferentes tipos provocan distintas enfermedades, desde un resfriado hasta un síndrome respiratorio grave.

En general, los síntomas principales: tos, dolor garganta, fiebre, dificultad para respirar, dolor de cabeza, escalofríos y malestar general, secreción y goteo nasal.

Mantener una higiene básica es la forma más eficaz de evitar contraer este virus. Es conveniente lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas ya infectadas.

 

¿Qué medidas tomar?

Prevención: Evitar su contagio.

. Medidas de higiene

. Medidas de confinamiento o aislamiento en cuarentena en nuestros hogares

. Medidas estrictas dictadas por el “estado de alarma” dispuesto por los gobiernos.

Información: Decidir qué oír  y durante cuánto tiempo evita entrar en pánico.

. Elegir qué medios informativos basados en el conocimiento científico y oficial voy escuchar.

. Decidir qué tiempo del día voy a dedicar a su escucha, evitando estar las 24h al día con noticias puestas.

. Decidir qué información no voy a escuchar o  no voy a prestarle demasiada atención ni tiempo: chismes, bulos, dimes y diretes de unos y otros, radio patio, etc.

  “Decidir que oír  y durante cuánto tiempo evita entrar en pánico”

. Elegir  palabras que generen confianza y salgan desde una zona neutral que no de drama y   cuidar también nuestro diálogo interno.

¿Cómo sobrellevar esta situación?

 “Lo único que siempre está en nuestras manos es la actitud que vamos a tomar ante aquello que nos sucede o se nos presenta”

Esto es decidir, de forma consciente, cómo vamos a relacionarnos con este algo que irrumpe en nuestras vidas. De esta  decisión depende todo: nuestro estado de ánimo, nuestras acciones, nuestras relaciones, nuestra energía, nuestra vibración, nuestra economía, nuestra evolución, nuestro crecimiento, nuestro estilo de vida en definitiva.

¿Qué actitud vas a tomar?

Tienes un dilema:

Tienes dos opciones: resistirte o aceptarlo, luchar o amarlo, sufrir o sentir paz.

“La vida, cobra vida y tú debes posicionarte desde tu ego o desde tu ser”

. Si puedes hacer algo, ocúpate,

. Si no puedes hacer nada: olvídate, no te preocupes ¿Para qué? 

 

¿Cuál vas a elegir?

Situarte  en el del temor o en el del amor.

  • ¿Cómo puedes decidir de qué lado estás? 
  • ¿Qué preguntas has de hacerte para que te acerque a uno y te aleje de otro? 
  • ¿Qué has de creer? 

Porque ya sabemos que allí donde pones tu foco va tu energía. 

Tu estado emocional lo creas tu y tu vibración depende de donde estés poniendo la atención en tu mente.

Luego si estás a cada momento escuchando, viendo o elucubrando en el miedo, en el futuro,  tus emociones serán de pánico, de miedo creándote un estado de angustia y ansiedad prolongado.

Si es este tu caso te aconsejo este ejercicio: abraza tu miedo y atiéndele. Anota todos los pensamientos que te diga el miedo. Siéntelo en todo tu cuerpo (es importante sentirlo no sólo rumiarlo desde la mente racional)  y ponte en lo peor.  ¿Qué es lo peor que te puede pasar. Visualiza con todo tipo de detalle y siente el final de esta peli. ¿Cómo acaba?

De todo esto escenario que estresa a tu mente  ¿qué está bajo tu control? ok,  pues ocúpate, y lo demás que no está bajo tu control, olvídate  porque solo es tu imaginación inventando posibles escenarios en los que no puedes actuar.

 

Te invito a vivir esta crisis  desde tu auténtico Ser, desde lo no visible.

Si  vas a decidir poner tu foco en lo que sí está en tu mano, desde tu mejor versión, desde tu positividad, tu amor propio y ajeno conseguirás crear  un estado de paz y quietud constructivo. Este estado elegido elevará tu energía y tu sistema inmune, que es lo que ahora debemos cuidar.

Y si elevas tu vibración de amor,  elevas también la del colectivo.

¿No te parece maravilloso el poder que todos tenemos para desde uno mismo, desde nuestro hogar sumar, contagiar e influenciar a todo el colectivo?

Te animo también a relativizar y a no dramatizar. Tu auténtico ser sabe el grado de importancia de lo que estás viviendo, es tu parte egoíca la que se aferra al drama.

Qué etapas vas a atravesar

Te voy a describir yo mi peli ¿me acompañas? 

Un virus semi desconocido entra en nuestras vidas, causando muertes indistintamente de razas, sexo o edad, y ante su rápida proliferación nos confinan en nuestras casa. Hasta aquí todo neutro ¿no? 

Mi mente comenzó negando la situación, después pasó por la emoción de la rabia,  cabreo con autoridades, políticos por cómo han gestionado el tema:  cómo no nos han encerrado antes, cómo no hicieron caso del colectivo sanitario; ya siento la tristeza, la desazón e incertidumbre  por no comprender cómo pueden morir personas en los tiempos tan adelantados que vivimos. 

Y llegado ya a la aceptación de que es lo que toca vivir,  acato las normas del estado como buena ciudadana de a pie.

¿Has pasado tu ya estas 4 etapas similares a las del duelo? Si no es así ¿en cuál estás?

(Me encantará leer tus comentarios más abajo).

Y atravesado el duelo, una parte dentro de mi, se presenta con preguntas raras o también llamadas poderosas. 

Son preguntas  propias de nuestra alma que va más allá de lo visible. 

¿Para qué ha aparecido éste virus?

¿Para qué hemos creado este virus?

Si no sigues leyendo es tu ego el que se resiste y rebela ante esta insolente pregunta de tu parte sabia.

Si eres de los que la acepta guiado por la apertura e instintiva curiosidad de tu ser, gracias por seguir aquí, nuestras almas se saludan:)

¿A quién le interesa las consecuencias que provocará este virus?

¿Quién o qué se verán beneficiados?

¿Por qué ahora cuando la luz estaba haciéndose más notoria ante la sombre?

Nuestra limitada mente, hecha a su tranquila vida de seguridad, de contro  no quiere mirar de frente.  Ni puede comprender estas preguntas, quedándose en víctima preguntándose el por qué ahora  ha tenido que venir este bicho a trastocar toda su vida, todo su castillo de bienestar.

Nuestro sabiduría interna sabe de lo no visible, intuye, respira y se  mueve en otros planos.

Preguntas y respuestas provenientes de una sabia consciencia.

¿Qué sistema de creencias te potencia?

El estado mental de nuestro sabio interno afronta y experimenta la vida desde un sistema de creencias apoyado en una elevada consciencia tal como:

. Las situaciones que acontecen no son buenas ni malas,  simplemente ocurren y son necesarias para un bien mayor (aunque nuestra mente limitada no lo comprenda y lo quiera calificar de bueno o malo).

. Lo que acontece es lo que es y es aceptado, no se resiste (aunque nuestra mente limitada lo niegue, lucha y  ser resista causando sufrimiento)

. La incertidumbre en la vida es lo único certero y la seguridad una ilusión (aunque nuestra mente crea que la incertidumbre es mala y la seguridad buena y real).

. Las crisis son oportunidades de mejorarse a uno mismo y como todos somos uno, mejoramos así el mundo (aunque nuestra mente se empeñe en que las crisis son desastres que empeoran mi castillo de naipes, mi vida, mi relación, mi economía y mi todo)

¿Vas sintiendo la buena vibra de nuestro estado natural del ser que actúa en paz con la vida, fluyendo con ellas, integrado en ella, con esta amable manera de ser con la vida, estando presente y abierto a experimentarla, a lo que significa vivir?

Cómo pasar de  la negación  hasta la aceptación

Sigo respondiendo desde mi centro el para qué estoy viviendo yo (para qué ha elegido mi alma) este momento:

. Para tomar conciencia de todo lo visible e invisible.

. Para valorar mi estilo de vida, mi salud, mis compañeros de vida, mis hábitos, mis pensamientos, mis reacciones, mis emociones, mi energía. 

. Me hace darme cuenta de qué significa realmente el concepto de libertad y donde la encuentro.

. Para echar de menos esas banales charlas con amigas, el mar, la playa, salir a hacer la compra incluso quehaceres incómodos que ahora se tornan  grandiosos.

. Me abre a crearme una disciplina, palabra con la que llevo luchando toda mi vida, y ahora me rindo a ella.

. Conectar con mi creatividad en la cocina, en la escritura, en mis nuevos hábitos, en mi relación con mis hijos.

. Reconocer aún más mis sombras y mis creencias estresantes que no me permiten ser.

. Reforzar cuántos oportunidades infinitas tienen los negocios online para personas que no optaban por este medio ahora están acercándose a él. 

. Los intereses ocultos de todo este movimiento pandémico mundial.

. Para ser testigo de cómo el miedo y el  pánico es utilizado de nuevo para tapar la luz que se estaba despertando. 

Es claro que debemos poner ahora el foco en lo que nos aporta esta situación y no en lo que nos quita.

¿Te das cuenta cómo cambia tu vida según interpretes la realidad que acontece?

 

Así pasa todo en la vida, nuestra mente limitada enseguida califica algo de malo y, pasado un tiempo, en perspectiva, te descubres calificándolo de bueno, por todo lo que transformó para bien.

Recuerda una situación pasada en la que reaccionaste desde la negación, la  resistencia o lalucha y después resultó ser una bendición para tu vida.

Pues ya has ganado puntos en la experiencia de tu vida. Utilízalos a tu favor para cuando vivas una segunda situación en que la vida te de limones mientras tu esperabas naranjas y, en vez de luchar y rechazar esos limones, dedicarte a hacer una buenísima limonada.

Relatado todo esto deducimos que la calidad de nuestras vidas depende del grado de conexión tengas con tu ser interior y de la calidad de las creencias que serán las que generen tus emociones.

¿Qué hacer estos días de confinamiento? 

Y ahora, un poco de acción que ¡esto es Coaching!

Recuerda que estás limitado físicamente que no mentalmente

Decidida  ya tu posición ante el coronavirus; habiendo dialogado entre tu mente y tu auténtico ser, si teníais diferencias “reconciliables” ;); enfocados en qué ganamos de esta situación en lugar de lo que estamos perdiendo o podemos perder,  vamos al verdadero meollo del conflicto.

(Todo lo anterior era pura preparación mental para este momento)

¿A qué vas a dedicar tu tiempo?

Desde el coaching estratégico te preguntaría: 

  • ¿Vas a tirar de recursos (dinero, medios, contactos, tiempo)  o de ingenio (creatividad, determinación, imaginación, pasión)?
  • ¿Vas a posicionarte en estado mental de víctima (no puedo hacer nada, solo esperar) o de guerrera (qué oportunidades me ofrece esta situación).

Leer, ordenar, escribir, jugar, pintar, cantar, bailar, hacer deporte, hacer cursos online….

Al principio nos lo podemos tomar como matar el tiempo o un mero entretenimiento pero, conforme vayan pasando los días, nuestro ánimo y actividades podrían ir decayendo. 

Como salir fortalecido de esta crisis

Luego lo que te propongo es pensar más hacia futuro, y plantearte ahora ¿cómo tienes previsto sentirte el 15 de abril (habiendo suerte) cuando cese el estado de alarma?

Cultivarte a nivel interior, conectar con tu paz, con tu confianza para transmitir y emitir esta energía hacia lo demás, cuidando también nuestro diálogo interior y exteriro

¿Cuál podría ser tu PARA QUÉ motivante durante este mes?

. Es tiempo de tomar conciencia de si volveremos a tener nuestro trabajo; si aquél proyecto en el que estábamos inmersos volverá a retomarse, o si, por el contrario, esta crisis puede servirnos como impulso para desperdirnos de ese trabajo que aborrecemos y dar el salto a ese que sí amas; o para realizar un curso que nunca hiciste por falta de tiempo para subir de categoría laboral. 

. Si te sientes incómodo con tu cuerpo por no haber prestado la atención que merece, es buen tiempo para cuidarte, llevando una dieta extraordinaria,  hacer un Detox, una tabla de ejercicios, crearnos hábitos favorables para sentirnos dentro de un cuerpo saludable y enérgico preparado para afrontar cualquier contratiempo.

. Estudiar o reforzar ese idioma que se te resiste, ese trabajo inacabado, ese hobby olvidado.

Como ves te estoy invitando a que seas proactivo, tires de ingenio y te enfoques en cómo vas a dar valor al mundo a través de tus recursos y tu conocimiento cuando salgas de este confinamiento.

Aparte de aprovechar y ocupar tu tiempo, esta actitud te hará vivir desde la emoción que necesitas ahora para asociar este encierro en algo que te sume, que te impulse que te hagan vivirlos con un mayor sentido para salir en 30 días más preparado y más reforzado. 

Sentimos ahora más que nunca la incertidumbre. Siempre ha estado ahí pero nuestra mente limitada nos entretiene para que no la veamos ni sintamos.

Este momento es una oportunidad para despertar de tu matrix, revisar nuestro estilo de vida que creemos seguro y eterno.

Bendita incertidumbre que nos despierta nuestro auténtico poder. Nos conecta en cero coma con esa grandeza que todos somos y nos abre a la posibilidad de sentir y tocar nuestra auténtica libertad. Pero, la libertad da miedo, da mucho miedo, por ésto preferimos escondernos y seguir viviendo a medias.

En definitiva esta es mi opinión sobre como sobrevivir mentalmente al coronavirus.

Estamos viviendo algo nuevo que ya pasaron nuestros antepasados y, vamos a vivirla con consciencia desde nuestra paz y confianza  y tratando de inspirar esa paz y esperanza a los demás.

Y como todo en la vida, todo pasa, tanto lo bueno como lo malo.

Déjame tus comentarios aquí abajo me encantará conocer tu opinión de todo esto que nos está aconteciendo.

Comentarios

  1. Cecilia

    Gracias Claudia, excelente tratamiento de que es lo que podemos aprender y desde que posición abordamos esta situación,gracias por tus palabras

    1. CLAUDIA GONZALEZ

      Un placer Cecilia aportar mi visión para inspirar y aportar otros enfoques para que se expanda una distinta energía.

Añadir comentario