Como relacionarte con el miedo y la ansiedad

¿Qué es el miedo?

Una emoción primaria necesaria para no actuar de manera temeraria en algunas ocasiones y salvaguardar nuestra supervivencia.

¿Cuál es su función y mensaje?

Su función es avisarnos de algo que pone nuestra vida en peligro.

Su mensaje es prepárate para tomar acción.

Esta emoción se puede vivir con una sensación de angustia, tensión y ansiedad.

Tipos de miedos

Hay dos tipos de miedos: 

. El miedo con un origen real ( viene el tigre hacia mi  y he de salir corriendo)

. El miedo con un componente psicológico imaginario. 

El miedo psicológico son ciertas formas de pensamiento que proyectas en el futuro.  El problema de esta emoción no está en sentirlas en sí, sino en rechazarlas y evitar sentirlas o en tenerla cuando no hay motivo real, que es lo que hacemos con el miedo psicológico. Montamos una película en nuestra cabeza de todo lo imaginable por nuestra mente escenarios terroríficos que, en el 95% de los casos no ocurren jamás.

Este miedo psicológico está sostenido por ideas o creencias que aparecen y nos quedamos sosteniéndolas durante un tiempo determinado, impidiéndonos sentir paz y avanzar. Por ejemplo ese miedo a no ser capaz, a no ser suficiente, a crecer,  miedo a la soledad, miedo a no ser suficiente, miedo a la enfermedad, a sufrir, a la muerte, a no realizarme.

Puede provenir de experiencias personales pasadas, de recuerdos, o de experiencias que te han contado otros que han pasado y te las has quedado para ti por si acaso. 

Esto hace que te cree la necesidad de protegerte, de estar en un estado de alerta constante.

Te planteo reeducar tu mente con técnicas como la PNL para proporcionarte estrategias diferentes que te aporten vivir la ansiedad e desasosiego que te provoca el miedo  desde otro enfoque. 

Según los últimos estudios,  la ansiedad no es una enfermedad, sino más bien una capacidad humana normal.

La ansiedad no es el problema, es el síntoma de un problema. Según los últimos estudios,  la ansiedad no es una enfermedad, sino más bien una capacidad humana normal.

La medicación no resuelve las causas, solo reducirá los síntomas produciéndote un leve alivio temporal pero no te permite aprender estrategias nuevas y  eficaces en la manera personal de hacerle frente a una situación.

Las víctimas terminan por sentirse como víctimas de sus síntomas y pueden llegar a identificarse con una experiencia emocional temporal,creyéndose y auto calificándose para toda la vida con este síntoma temporal : “Yo soy sólo una persona ansiosa” cuando lo que realmente han experimentado ansiedad en un determinado momento de su vida delante de una experiencia concreta.

“La imaginación es la mitad de la enfermedad;

La tranquilidad es la mitad del remedio;

Y la paciencia es el comienzo de la cura”.  (Avicena (980.1037) médico y filósofo persa)

 

La PNL  trata la ansiedad  ofreciéndote el papel protagonista proactivo en lugar de sentirla como una víctima  pasiva.  Para empezar te considera un auténtico experto creador  de cómo por un elemento externo eres capaz de construir toda esa experiencia interna en tu mente, en lugar de un víctima de ese monstruo externo.

Te reconoce la gran estructura mental que requiere tu mente para organizar todo esa experiencia que parece real.

 Te ayuda a convertirte  de una víctima a un experto, ya que construir toda esta experiencia en tu mente requiere de una gran estructura mental. 

Lo que te invito es a darte cuenta que la ansiedad no es algo externo que aparece de repente en tu vida, sino algo que tu creas inconscientemente en décimas de segundo desde tu mente utilizando recursos internos como la imaginación, la creatividad y la energía y el enfoque necesarios para producirte tu mismo todos esos síntomas.

¿Te das cuenta como eres el creador único de tus emociones a través de la utilización de tus recursos internos? 

Cómo rebajar la intensidad de tu miedo

 ¿Cómo puedo vivir mi día a día sin quedar presa de él? Esta será tu pregunta 

¿Te vienes conmigo de la mano hacia tu máximo potencial?

Si decides quedarte en víctima pierdes todo tu poder personal

Ejercicio:

  • Cierra los ojos y permítete abrirte a todos los miedos en forma de frases que te dice tu mente.  
  • Escribe todas estas frases en una libreta:

 

Tengo miedo a …. enfermar

Tengo miedo a …. no comunicarme con mi familia

Tengo miedo a …  no encontrar trabajo cuando pase ésto.

Tengo miedo a …  perder a un ser querido

Tengo miedo a …. perder el control

Tengo miedo a …. 

  • Escoge el que más te preocupe ahora, el qué más creas que está limitando tu día a día para sentirte en paz, para sentirte en plenitud con tu energía y acciones.
  • Siéntelo en tu cuerpo, repite con tu mente esta frase que has elegido: tengo miedo a…  Siéntelo, permite que invada tu cuerpo, tu pecho, garganta, estómago ¿dónde lo sientes? 
  • Respira profundo a la vez que está aquí contigo, respira profundo y deja que estresa esta sensación tu cuerpo, no es peligrosa, no te va a pasar nada. 

(Una de las ideas que nos pone más nerviosos es el creer que no la vamos a soportar, eso aumenta tu nivel de ansiedad y huida.  Es algo tuyo que tienes dentro, tú lo estás fabricando con tu mente, tu imaginación, tu creatividad.

  • Acoge esta parte de ti como si fueras tú de niña pequeña, miedosa, indefensa, sola, abandonada en su oscuridad y , tu yo adulto está aquí para darle todo su amor, su atención, su compasión, su comprensión, sin juicio, sin reproche, sólo amor.
  • Habla con ella y  pregúntale 

– ¿Por qué cree eso? ¿De dónde procede esta idea?

– ¿Qué te hace pensar que es verdad?

-¿Es 100% verdad que vas a enfermar, que vas a perder tu trabajo, que vas a morir, que necesitas estar con tu familia….?

-¿Cómo te sientes pensando así? ¿Qué estado anímico te provoca?

-¿Quién serías y cómo te sentirías si no te identificaras con este pensamiento, ahora aquí en el lugar y momento en el que estás? Siéntelo

-¿Qué otros pensamientos te serían más útiles  y potenciadores en este momento ? 

 Recuerda estás hablándole a esa niña interior que te mira desconsolada y confía en ti, en todas tus habilidades y recursos para experimentar las situaciones desde una intención de apertura, de posibilidad basado en tu auto confianza y no con un ánimo paralizante incluso destructivo diseñando en tu mente problemas y desastres.

La forma de pensar de un acontecimiento determinará cómo nos relacionaremos con él y  lo resolveremos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Añadir comentario