Así interpretas así te sientes

Compartir artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Así interpretas, así te sentirás: tú tienes la llave.

¿Te ha pasa que  por una frase dicha de un ser querido, o del dependiente de la tienda o de tu último cliente, te has quedado pensando todo el día en ello?. Llenando tu cabeza de pensamientos que corren como la pólvora, provocándote todo tipo de emociones, generándote sentimientos que te llevan a un estado de ánimo que no habías planeado tener y, se queda  instalado en tí, minutos, horas incluso días, en esa espiral que vas retroalimentando,  imaginandote el prota  de una película que con tanta pasión diriges, creando todo tipo de justificaciones para desmontar esa interpretación que has hecho de esa frase  lanzada desde el exterior y,  sigues en la peli que ya va por la tercera  entrega donde te ves con tu capa de super héroe defendiéndote de  tus mil y un pensamientos dando mil y una razones para justificar y luchar contra ellos……

¿Y si decides parar tu mente  para observar  y darte cuenta de qué has  interpretado  de esa frase? ¿Qué lectura has hecho de ella de un modo automático? ¿Tiene que ver la persona que la emite? ¿Qué exactamente es la palabra o gesto que te ha movido o re-movido algo en ti? y si vamos más lejos,  ¿de donde procede ésta interpretación tuya? ¿Qué te quiere mostrar?

Las palabras de las personas, sus actos como hechos neutros a lo cuáles tú les das el significado en base a tus creencias, tus valores, tus experiencias, tus sensaciones incluso a tu estado anímico de ese momento concreto en que lo recibes.

Re-planteándote  el para qué de sus palabras, profundizando en ello, mirando al detonante externo desde otros ojos,  mirándolo desde sus ojos, desde su mente, desde sus porqués, desde su corazón, desde su pasado….. con empatía, con solidaridad, con compasión,  ¿lo interpretarías igual?

¿Y si la tomas  como un regalo que te ofrece la vida para que, a través de alguien externo, descubrir algo nuevo que me haga ver, y tomar conciencia de algo concreto?; ¿desde qué otros puntos de vista distintos puedo recibirlo al que la inercia o mi ego me están llevando?

¿Y si la gestionas  eliges cómo quieres  estar, pensar, sentir y actuar, porque mi paz y tranquilidad dependen de mí, porque ya  paso de mi papel de víctima al de  responsable de mi vida.? Ya las excusas que me digo interpretando a mí manera de siempre  me mantienen  ahí anclado en lugares oscuros sin luz;  ¿Para qué permito que  las actitudes de otros me golpeen desequilibrándote?.

Cuando dejamos de experimentar la causa de nuestro malestar en el otro, es decir en la persona que nos lo ha provocado y nos lo llevamos a nosotros,  aquí es donde recuperamos nuestro poder. Aquí solo siente la emoción que te ha despertado y simplemente dedícate a sentirla y escuchar ¿ por qué me siento yo así? ¿qué hay en mí de ésto que me provoca el otro? Te darás cuenta que es tuyo, está en tí, ¿para qué? para darte cuenta de algo y cambiarlo desde tu ser, no esperando que los de fuera cambien.

¿Y si aceptas tu transformación  como ser en constante evolución  y te rindes  ante tu máscara, mutando así mental y emocionalmente, dejando desmoronarse conceptos antiguos que encadenan ideas que restan, interpretando desde «yo soy así, el de siempre» impidiéndote convertirte en alguien mejor para acceder a una conciencia más expandida hacia  tu aprendizaje y crecimiento con el fin de sentirte más auténtico,  liberándote de tu identidad creada quizás años atrás para un fin el cuál  ahora ya no es, no tiene sentido de ser?

¿Y si te permites  observar, desde el ser de luz que eres, aprovechando la energía que emana  de forma natural y automática desde el amor captando todo desde ésta posición,  cambiando hacia nuevos paradigmas, hacia más auto-conocimiento, co-creador de nuevos hábitos potenciadores de tu ser despierto?


¿Y si veneras   la vida abrazando lo que ella te trae, siendo  alegría, siendo felicidad, estando abierto  a aprendizajes, a un cambio, a  fluir con la corriente, y dejando de ser siempre el mismo para convertirte en la persona que has de ser para que ocurra lo que sientes hacer?

Las palabras de las personas, sus actos como hechos neutros a lo cuáles tú les das el significado en base a tus creencias, tus valores, tus experiencias, tus sensaciones incluso a tu estado anímico de ese momento concreto en que lo recibes.

Auto coaching

¿Te has parado a observar cómo sueles interpretar aquello que te dicen y hacen los demás?  

¿Desde qué parte de ti lo haces: desde la reacción automática o desde la acción observadora ? 

¿Esto te acerca o te aleja  de  tus propósitos, de tu poder, de tu paz?

¿Cómo te sientes cuando decides interpretar distinto valorándo otras opciones? 

Tienes la oportunidad  de observar, en décimas de segundos con la práctica, qué actitud tomar cuando te ocurre algo, o alguna persona cercana o desconocida se dirige a ti, evaluar qué motivos puede tener, desde qué intención y decidir cómo lo vas a interpretar.

Es necesario mirar todo para poder verlo.

Compartir artículo:

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Claudia Gonzalez

Coach personal & Mindfulness acompaña a la mujer en el camino del Despertar en el desarrollo de la consciencia para crearte una vida con sentido y paz para ti.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Responsable: Los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por Claudia González Bolliger (yo misma). Finalidad: Gestionar los comentarios del blog. Legitimación: Tu consentimiento. Destinatarios: Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de Caminando con Claudia) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. Derechos: Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en gonzalezbolliger@gmail.com, así como presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en mi política de privacidad.

Claudia González Bolliger te informa que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados por Claudia González Bolliger como responsable de esta web. La única finalidad de la recogida y tratamiento de tus datos personales que te solicito es para gestionar el alta a esta suscripción y enviarte mis publicaciones, promociones de productos y/o servicios y recursos exclusivos. El hecho de que no introduzcas los datos que aparecen en el formulario hará que no puedas suscribirte a www.caminandoconclaudia.com ni recibir el recurso gratuito que ofrezco. Para tu información que los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de www.caminandoconclaudia.com. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y eliminación de los datos que me has dado en hola@caminandoconclaudia.com Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos AQUÍ: Política de Privacidad